Técnicas de estudio

Técnicas de estudio

La importancia de utilizarlas en el nivel superior

Siendo jóvenes y adultos, muchas veces creemos en forma errónea, que las técnicas de estudio forman parte de la Escuela Secundaria y que no poseen vigencia a la hora de estudiar una carrera en nivel superior, ya sea terciario o universitario. Sin embargo, la implementación de técnicas o recursos de estudio, resultan de gran ayuda para trabajar con ciertos contenidos y adquirir nuevos aprendizajes. Más aún, teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos, los contenidos conceptuales a asimilar son nuevos, y esto requiere poner en juego nuevas estrategias de aprendizaje.

En la actualidad, algunas instituciones universitarias poseen cursos de ingreso, en los cuales se busca brindar al alumno recursos y técnicas de estudio para que las puedan desarrollar durante la cursada. El objetivo de su utilización es lograr la optimización de tiempos, aprender a organizar y planificar actividades, elegir la técnica de estudio que más se ajuste al estilo personal de cada uno, seleccionar contenidos… No hay que olvidar, que muchos estudiantes jóvenes y adultos, mientras cursan su carrera, se encuentran simultáneamente trabajando, por este motivo, contar con una buena metodología de estudio y organización, es muy beneficioso para estudiar una carrera de grado.

También, es importante destacar, que estudiar y aprender no son sinónimos. En algunas oportunidades suele ocurrir que un contenido debe estudiarse porque es parte de un programa académico, y quizás no resulte interesante o resulte muy complejo, por esto, es importante poder elaborar hábitos de estudio eficaces, para lograr que el estudio sea a su vez un aprendizaje y alcanzar así un mejor rendimiento académico.

Sugerencias para lograr buenos resultados en el estudio:
-Realizar una lectura comprensiva de los textos.
-Utilizar técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje. Por ejemplo: técnica del subrayado, resúmenes, síntesis, redes conceptuales, toma de apuntes, notación marginal, esquemas, mapas conceptuales, entre otras.
-Establecer un lugar de estudio adecuado y libre de distracciones.
-Organizar y planificar las actividades.
-Utilizar cronogramas o agendas.
-Mantener una buena alimentación y tiempo de descanso. (Se aconseja dormir al menos ocho horas diarias).
-Identificar aquellas materias que me generan mayor y menor dificultad a la hora de estudiar.
-Estudiar en bloques de horarios.

A tener en cuenta:

-No estudiar el mismo día materias que generen a l alumno el mismo grado de dificultad.
-Buscar un aprendizaje significativo, es decir, comprensivo, y no solo estudiar de forma memorística.
-Aprender a detectar los propios hábitos de estudio, esto ayuda a poder modificarlos.
-Si me cuesta estudiar solo, buscar hacerlo en forma grupal. El aprendizaje “de” y “con” otros, a veces ayuda a poder comprender mejor los contenidos a estudiar e intercambiar opiniones y pareceres.
-La implementación de estas herramientas y recursos ayudará al alumno a superar dificultades de estudio, y aprenderá a organizar y a asimilar los contenidos.

Por último, también es importante trabajar sobre las competencias necesarias para el perfil del egresado de nivel superior, las cuales deberá poner en práctica en cualquier experiencia laboral futura. A saber:

-Organización y planificación de tareas.
-Flexibilidad cognitiva.
-Capacidad para tomar decisiones.
-Resolución de problemas.
-Capacidad de aprendizaje y reflexión sobre nuestras propias metodologías de estudio.

Creemos que este artículo es un aporte y contribuye a conocer un poco más sobre las técnicas de estudio en general. Esperamos sus comentarios y experiencias de aprendizajes.

PLugones
SUBSCRIBER
PROFILE

Posts Carousel

Últimas notas

Autores

Más comentadas

Videos